GUIAS DE CIUDAD CON ESCALA DE CRUCEROS (MED. ORIENTAL)

 

SANTORINI  (Descarga guía con planos en pdf) (versió català)

En la antigüedad se conocía como Thera, más tarde los mercaderes venecianos la llamaron Santa Irini, y de ahí su nombre actual. Se ha convertido en un importante destino turístico. En esta pequeña isla encontramos algunas playas de arena o grava y acantilados, mezclados con zonas de agricultura y viña. Sus pueblos son pequeños, con bellas iglesias y monasterios en loq eu destacan su cúpulas azules, casas blancas, que ofrecen desde sus terrazas fantásticas imágenes del Mar Egeo y espectaculares puestas de sol. La longitud de sus costas no llega a los 70 kms, en el oeste impresionantes acantilados y al este mucho más suave con fértil tierra dedicada a la agricultura y bahías.

 

Su capital es Thira, fundada a final del s. XVIII, tiene forma de anfiteatro con el volcán frente a ella. Un terremoto la asoló en 1956, fue reconstruida y hoy cuenta con gran cantidad de comercios, bares, restaurantes... Hay servicio de autobuses a otras ciudades de la isla como Oía, a 11 km, Kamari, a 13 kms., Monolithos, a 9 kms, Persia a 15 kms.

 

Se encuentra a 270 metros sobre el nivel del mar, donde encontramos el puerto, al que le une un camino en zigzag con fuerte pendiente, que se recorre a pie o en burro, también hay un funicular. En el puerto encontramos barcas que nos llevarán a algunas islas cercanas, como Nea Kameni, famosa por sus aguas calientes, o la encantadora Thirassia, muy similar a Santorini, pero bastante menos visitada. De nuevo en Thira tenemos interesantes visitas como la iglesia Agíos Minás, el Museo Arqueológico, el Museo Mégaro, la capilla Agios Stylianós o el campanario del Dómos.

 

A 11 Kms. Encontramos Oía, antigua capital de la isla. Mucho más tranquila que Thira nos ofrece fantásticas vistas de la caldera del volcán y de otras islas. Es muy visitada para ver la puesta de sol. En su pequeño y pintoresco puerto  encontramos restaurantes especializados en pescados y mariscos.

 

Hay restos arqueológicos en diferentes partes de la isla, destacando las ruinas de la antigua ciudad de Thera, de la época doria, muy cerca la playa más popular de la isla, Kamári, y una playa de arena negra de más de 7 kms de largo, Perissá. Otros restos arqueológicos los encontramos en Akrotíri, una ciudad de la época minoica que están bien conservados al estar bajo cenizas del volcán durante más de 3.500 años. Cerca está la conocida Playa Roja.

 

UN POCO DE HISTORIA

La isla fue mayor, pero debido a una gran erupción hacia el tercer cuarto del 1600 a.C. hizo desaparecer una parte importante de la isla. Se considera que esta erupción provocó un tsunami que afectó a gran parte del Egeo y que provocó una grave crisis en Creta, que vivía su periodo minoico. El volcán sigue activo, con erupciones no explosivas que se repitieron en varios años entre 1.870 y 1956, este último fue el más importante y provocó graves destrozos en la que era la capital hasta entonces Oia, también en Thira, aunque finalmente esta última acabó convirtiéndose en la nueva capital de la isla.

 

La explotación de una cantera para obtener material para la construcción del Canal de Suez en 1860 sacó a la luz restos arqueológicos que puso de manifiesto que en su tiempo acogió una sociedad rica y desarrollada que estuvo en contacto con la civilización minoica. Se encontraron objetos y frescos que pusieron de relieve una importante relación comercial, con procedencia tanto del Egeo como de Chipre, Egipto o Anatolia. Estuvo bajo el mandato de la liga de Delos, del reino ptolemaico de Egipto, de Roma y del Imperio Bizantino. Venecia la dominó desde principios del s. XIII hasta 1579 para pasar al dominio otomano y finalmente se incorporó a Grecia en 1840.


SOUVENIRS

Podemos encontrar cuero, joyas, cuadros y artesanía popular. Los precios no son baratos, como corresponde a una zona turística. En Oia encontramos la que algunos definen como la mejor librería del mundo: Atlantis Books

 

COMO MOVERSE EN LA ISLA

Hay autobuses que nos llevarán desde Thira a cualquier parte de la isla, con salida cada 15-30 minutos en plena temporada. Aconsejable subir aunque falte un rato largo para salir, evitando así tener que viajar de pie o incluso quedarse en tierra. Encontramos taxis en Thira, Oia y el puerto de Athinios, hay que negociar el precio, de Thira a Oia, por ejemplo, puede estar en unos 12 euros. En Thira también se puede alquilar un coche o una moto, pero hay que contar que el tráfico es muy lento, ir de punta a punta de la isla, a pesar de la reducida extensión si no encontramos atascos puede costarnos aproximadamente una hora.

 

VISITA POR LIBRE

Los barcos fondean frente al puerto de Thira, al que se llega con los botes del propio barco o barcas contratadas. En el puerto encontramos algunos comercios y bares, el acceso al funicular y el camino antes comentado, que podemos realizar a pie o contratando un burro. Cualquier de las 2 opciones para no caminar cuestan unos 5 euros, más rápido el funicular, claro. Con el funicular hay que contar con las colas si confluyen varios cruceros a la misma hora, y hay que ser precavido sobre todo para el regreso al barco.

 

Llegados a la ciudad, Thira, si tenemos bastante tiempo podríamos alquilar un vehículo para recorrer toda la isla, nos incluirán mapas y rutas, pero como la duración de la escala suele ser de unas pocas horas, vamos a dar otras opciones y habrá que decidir lo que consideremos más apetecible.

 

Tomar el autobús a Oia, el billete se paga a bordo, algo más de 1 euro, llegaremos en menos de media hora y podremos disfrutar de estupendas vistas. En la zona más turística hay muchos bares, restaurantes y comercios. En la zona del puerto hay restaurantes que cocinan el pescado recién sacado del mar.

 

En Thira destacamos la visita de la Catedral Ortodoxa, en la parte más alta de la ciudad, la Iglesia de Agios Minas justo al borde del acantilado, y en el Museo Arqueológico podremos saber algo más de la historia, ya que conserva muchos de los hallazgos de las excavaciones de Akrotiri. Hay infinidad de tiendas, no importa por donde regresemos para volver al barco en funicular, burro o caminando, seguro que tendremos oportunidad de comprar recuerdos. La mayoría de bares y restaurantes disponen de terraza en la parte superior donde podemos tomar algo y disfrutar de magníficas vistas. Esto, sumado a todo lo comentado anteriormente nos lleva a la conclusión de que Santorini es una isla especialmente indicada para obtener multitud de instantáneas de gran belleza.