GUIAS DE CIUDAD CON ESCALA DE CRUCEROS (MED. ORIENTAL)

 

RODAS  (Descarga guía con planos en pdf) (Versió català)

La isla más grande del casi 200 islas que forman el archipiélago del Dodecaneso, en el Sureste del Mar Egeo y frente a las costa turca. Nacida del amor entre el dios Helios  y la ninfa Rhode según la mitología. Su capital, con el mismo nombre se divide en tres zonas: antigua, medieval y moderna. Siendo la parte medieval, declarada Patrimonio de la Humanidad, la más atractiva para sus visitantes.

 

Junto al puerto encontramos el casco antiguo, rodeado por la muralla medieval como defensa en la época medieval, que fue construida por los Caballeros de San Juan, gobernadores de la isla del 1.310 al 1522, tiene 12 metros de grosor y varias puertas de aspecto medieval; es una de las fortificaciones mejor conservadas en todo el mundo. Dividida tradicionalmente en tres barrios: el de los caballeros, el turco y el judío. La ciudad moderna la encontramos fuera de la muralla, con avenidas, hoteles, comercios y todo lo que podríamos encontrar en un centro turístico del mediterráneo.

 

UN POCO DE HISTORIA.

Edificada en el periodo de la guerra del Peloponeso por las ciudades confederadas de Kamira, Yalisa y Lindo, unidas para tener más fuerza frente a Atenas, para ser la capital de la confederación. Se alió con Alejandro Magno en el 332 a. C obteniendo riqueza y poder. En el 280 a. C, se construye una de las 7 maravillas del Mundo, el Coloso de Rodas, representando el dios Helios. Construida para conmemorar la victoria ante Macedonia. Se le supone de bronce y 30 metros de alto, se derrumbó por un terremoto 66 años más tarde. Un oráculo aconsejó no tocarlo y así yacieron durante casi un milenio, hasta que el califa árabe Moabiah lo desarmó en el 654 d. C. y lo vendió a Siria.

 

Se alió con Roma en sus guerras contra Filipo V y Antíoco III y con Pompeyo contra los piratas.  Vespasiano la convirtió en ciudad principal de la provincia de las islas. Los Caballeros de San Juan de Jerusalén se establecieron en ella en el 1.310, quitándosela a los griegos, y pasaron a denominarse Caballeros de Rodas. Mahomet II no pudo expulsarlos en 1479, lo que sí consiguió Solimán II en 1522 tras un largo y penoso sitio. En 1912 pasó a poder de Italia junto con todas las islas del Dodecaneso. En 1943 llegaron los alemanes y en 1946 los Aliados decidieron que fueran devueltas a Grecia. La ciudad antigua fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988.

 

QUE VER

Ciudadela de los Caballeros de Rodas : Acabada de construir en el s. XIV, conserva el sabor de los Cruzados, defensores del Santo Sepulcro de Jerusalén. En la calle de los Caballeros se encuentran los hostales o posadas de las Siete Naciones, que en el s. XII estableció la Orden de San Juan. Cada una de ellas era responsable de la defensa de una zona de la muralla la ciudad.

 

Palacio del Gran Maestre : Construido en el s. XIV, parcialmente destrozado por una explosión de su polvorín en 1856 y  reconstruido en 1937, en tiempo de la ocupación italiana. Está al final de la Calle de los Caballeros, cuenta con una importante colección de muebles de los s. XVI y XVII, mosaicos romanos y paleocristianos encontrados en la isla de Kos y objetos de los primeros siglos del Cristianismo.

 

Hospital de los Caballeros : Construido en el s. XV, fue el hospital de la orden. Espectacular edificio de dos plantas y patio interior. Alberga el Museo Arqueológico, con una excelente colección de piezas arqueológicas, entre las que destaca la famosa Venus de Rodas.


Catedral de los Caballeros o Iglesia de Ntra. Sra. del Castillo : Iglesia bizantina del s. XIII  reconvertida en Catedral  por los cruzados tras la conquista de la ciudad. Durante el dominio turco se convirtió en mezquita. Ahora la vemos con su aspecto inicial, una vez eliminados elementos turcos y alberga el Museo de Arte Bizantino.

 

Nota: Hay un pase que por unos 10 euros permite la visita de los 4 edificios.

 

VISITA POR LIBRE

Entre las diferentes opciones podríamos seguir la siguiente ruta, El puerto está muy cerca de la entrada de la ciudad, a la que podemos llegar caminando, dirigirnos hacia la muralla, y entrar por la puerta nos introducirá directamente en la ciudad antigua por  el barrio judío, que resultó muy dañado por los bombardeos de la II Guerra Mundial. Si tomamos la calle Pindarou llegaremos a la plaza Evreon Martyron, conocidad por la de los Mártires Judíos porque aquí fueron reunidos por los alemanes antes de trasladarlos a los campos de concentración, con una pequeña fuente rematada por tres caballitos de mar de bronce.

 

Desaparecen los vehículos y entramos en la zona peatonal, solo circulan los ciclomotores, con los que hay que estar alerta mientras vemos tiendas con artículos de todo tipo una junto a otra. Si continuamos por la calle Aristotelous siguiendo la muralla llegamos a la plaza Ippokratous con muchos cafés y restaurantes. A la derecha está parte del edificio de la Castellanía, antigua Cámara de Comercio y por la  izquierda encontramos una de las calles más importantes y comerciales, Sokratous.

 

Continuamos por la derecha, junto a la muralla y nos introducimos en la Ciudadela de los Caballeros. Ante nosotros la plaza de los museos, el Arqueológico en el antiguo Hospital y en Bizantino en la Catedral de los Caballeros. Frente a este último parte la calle Ippoton, la Calle de los Caballeros.

 

En ella encontramos tras pasar el arco a la izquierda la posada española y alcanzamos el Palacio del Gran Maestre a la derecha. Si vamos a la izquierda tenemos la Mezquita de Soliman el Magnifico, que data de 1.808, situada en el barrio turco. Hay otras mezquitas de interés y también unos baños turcos aún en activo.

 

Toca bajar por la calle Sokratous, con muchas tiendas para llegar otra vez a la plaza Ippokratous. Si tomamos la izquierda, salimos por Puerta Marina, una de las más espectaculares. Desde aquí siguiendo el mar llegaremos de nuevo al barco.

 

A pesar de ello, no debemos temer cambiar de recorrido, tomar otra calle, todo en Rodas vale la pena y no hay pérdida para regresar al barco.

 

Visitas alternativas, sobre todo para quienes ya conocen la ciudad:

 

LINDOS: A unos 50 kms de la ciudad, conservando sus calles empedradas y sus casas encaladas junto a su ambiente de villa pesquera medieval. Situada en una ladera junto al mar, sobresale el templo de Atenas y el Castillo de los Caballeros, del s. XV, también la iglesia de San Juan, bizantina, que podemos visitarla, como también es posible visitar algunas casas coetáneas que han sido restauradas. Su pequeño puerto es Agios Pavlos en honor a San Pablo, que se cree que se hospedó aquí.

 

Valle de las Mariposas : Lo encontramos en el interior de la isla, formado por un parque natural con riachuelos, y muchos árboles. El aire fresco que se respira por calor que haga hace que en verano se reúnan aquí millones de mariposas-tigre, una imagen espectacular.