GUIAS DE CIUDAD CON ESCALA DE CRUCEROS (ATLÁNTICO)

   

FUNCHAL (MADEIRA)  (Descarga guía con planos en pdf)  (Versió català) (adquiere billete del bus turístico)

 

Funchal

Capital de la isla de Madeira, región autónoma de Portugal como lo son las Azores. Tiene unos cien mil habitantes, la tercera parte del total de la isla. Protegida por la bahía de Funchal tiene un clima húmedo y cálido más próximo al tropical que al mediterráneo con una temperatura estable durante el año que va de los 23 grados de máxima a los 15 de mínima. Su disposición semicircular va del nivel del mar hasta casi los 1.200  metros  de  altitud, entre el azul del Atlántico y el verde que la rodea.

 

Destino turístico sobre todo en invierno, sus industrias son alrededor de azúcar, cigarros, pescado y frutas tropicales. Pero sobre todo el vino, que varía de nombre según la altitud a la que se cultiva: Sercial, el  más seco, Verdelho, semi-seco, Boal, semi-dulce y Malvasía, el más dulce.

 

Ha sido destino de personajes históricos buscando tranquilidad, entre otros, el bucanero Capitán Kidd, el marino James Cook, la emperatriz Sissí, Carlos el Archiduque de Austria o Winston Churchill.

 

La frondosidad del paisaje es uno de los atractivos turísticos de la isla. Por ello su bosque de Laurisilva fue declarado Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad en 1.999. También hay muchos jardines y parques muy cuidados

 

UN POCO DE HISTORIA

Creada por Neptuno mezclando lava y sal según la mitología, pero no se han hallado restos volcánicos. Otra leyenda dice que formaba parte de Lemuria un continente que se hundió menos este trozo de tierra.

 

También se dice que sus primeros habitantes fueron una pareja de enamorados desterrados de Inglaterra que naufragaron, Robert Machín y la noble Ana de Efert.

 

Lo cierto es que la isla fue descubierta por Joao Gonçalves Zarco en 1.421, que fundó Funchal, considerada ciudad a partir de 1.508. Su nombre procede de funcho (hinojo) porque había mucho cuando se descubrió la isla.

 

Enrique el Navegante introdujo el cultivo de la caña de azúcar y la vid. La ciudad se desarrolló y se  convirtió el puerto de salida de toda la producción de azúcar y vino de la isla.

 

QUE VER

Catedral o Sé : de 1.514 obra de Pêro Annes, por orden del rey D. Manuel I, de estilo entremezclado. El exterior sorprende por la mezcla de basalto con paredes blancas, con el rosetón y portal góticos. Dentro el techo es de maderas autóctonas, de estilo árabe, el púlpito es de mármol, la sillería es de estilo flamenco del s. XVII, y se completa con pinturas portuguesas y flamencas y una talla dorada del s. XVII.

 

Mercado dos Lavradores : Muestra perfecta de la arquitectura del Estado Novo, combinando el art deco de los años 30 y el modernismo, encontramos 2 paneles de azulejos en la entrada principal y otros en el interior, realizados en la famosa Fábrica de Sacavém.

 

Lo encontramos cerca de la zona histórica de Santa María, nos sorprenderá tanto el olor como el colorido  de sus puestos, con frutos tropicales de todo tipo, flores exóticas. El viernes es el día de mayor movimiento. En un lado encontramos la Lonja de los Pescadores, representativa de lo pescado en el Atlántico.

 

Teleférico Funchal – Monte: Situado en la Zona Vieja de la Ciudad nos elevará hasta Monte en poco más de 15 minutos, está formado por 39 cabinas de 7 plazas y nos permitirá ver unas fantásticas vistas de la bahía y los valles de Funchal.

 

En Funchal se toma en el Campo Almirante Reis llegando al Largo das Babosas en Monte, y desde su mirador tendremos estupendas vistas del valle.

 

Carros de Cesto: Para regresar a la capital podemos hacerlo en un carro de cesto guiado por los pies de dos carreiros, estos Carros de Cestos son característicos de Madeira, son coches de mimbre y madera con capacidad para 2 o 3 personas que se desplazan gracias al desnivel y son conducidos con destreza por dos carreiros que visten de blanco y sombrero de paja controlando el carro con sus pies como frenos. El trayecto es de unos 2 kms durando unos 10 minutos y es pura adrenalina.

Se inicia junto a la Iglesia de Monte y una vez finalizado podremos llegar andando o en taxi hasta el centro de la ciudad 

Jardín Botánico de Madeira ; Más de 35.000 m2 en el Caminho do Meio de Funchal, construido en 1.960 acogiendo más de 2.000 plantas exóticas de todo el mundo. Compagina ser un espacio lúdico. con el Museo de Historia Natural y el Herbolario. con la investigación de la biodiversidad del archipiélago. Hay un teleférico que lo une con la localidad de Babosas, ofreciendo estupendas vistas de la bahía de Funchal y sobre el Valle de la Riberade João Gomes, y es la mejor forma de llegar a las levadas, que son los antiguos canales de distribución de agua, de Tornos, Bom Sucesso y al Curral dos Romeiros. En  la  estación de Jardín  Botánico hay bar y restaurante con terrazas de fantásticas vistas.

 

Su longitud es de 1.600 metros, tiene 12 cabinas para 8 personas y transporta hasta 400 personas por hora.

 

Bodegas de Funchal : Es el Museo de las bodegas con más solera del Vino de Madeira, que se encuentran en el antiguo convento de San Francisco. Guarda cartas, muchos documentos, libros, máquinas, toneles, cubas y utensilios relacionados con la viticultura. Hay un audiovisual sobre la historia del Vino de Madeira y antes de abandonarlo se puede realizar una cata.

 

Jardín Municipal: Conocido  como Jardín Doña Amelia, al norte de la Avda. Arriaga con una extensión de 8.300 m2. Antiguamente acogía el Convento de San Francisco, de que solo se conserva la Piedra de Armas, que podemos ver en una zona de césped. Apreciaremos bonitos ejemplos de la flora autóctona y del resto del Mundo, identificando las más relevantes. Situado en el centro de la ciudad, acoge también un lago y un pequeño río con peces y aves. Veremos algunas obras de arte y tiene un auditorio en el que se celebran actividades culturales.

 

Convento de Santa Clara: De finales del s. XV, con paredes  de azulejos del s. XVII, techos de madera y azulejos. Tiene una importante colección de telas restauradas de los s. XVII y XVIII. Guarda los restos de uno de los descubridores de la isla, João Gonçalves Zarco.

 

Museo de Arte Sacro: Inaugurado en 1.955, de los más antiguos y bien conservados de Funchal, ubicado en el antiguo Palacio Episcopal del s. XVI. Cuenta con una importante colección de arte nacional de los s. XVI al XVIII, también arte flamenco y una destacada colección del periodo manierista. Destacan las tablas de la Escuela Flamenca y la Cruz de Plata portuguesa ofrecida por D. Miguel I.

 

VISITA POR LIBRE

Es muy fácil ya que, el puerto está muy cerca del centro y es accesible caminando, a veces las navieras ponen buses lanzadera al centro.

 

Se recomienda recorrer el paseo marítimo hasta el final, donde encontramos el teleférico a Monte, cogerlo para disfrutar de las vistas y si nos atrevemos, bajar en cesto o bajar de nuevo en el teleférico, si nos decidimos por el cesto hay que tomar un taxi para regresar al centro, que miran de aprovecharse, o tomar un autobús o realizar el regreso al centro caminando, lo que nos puede llevar una hora aproximadamente.

 

Una vez en el centro podemos visitar Mercado des Lavradores y el casco antiguo repleto de restaurantes, tiendas. Desde la plaza de Largo Socorro obtendremos muy  buenas vistas de Funchal.

 

También podemos optar por contratar un taxi. Si disponemos de suficiente tiempo podemos pactar que nos acerquen a Cabo Girao, el acantilado más grande de Europa y segundo del mundo, con más de 600 metros de caída y visitar el típico pueblo de Cámara de Lobos. También podemos optar por el bus turístico.

Una cosa que no podremos hacer en esta isla es ir a la playa, pues no hay ninguna en toda la isla.