GUIAS DE CIUDAD CON ESCALA DE CRUCEROS (MED. OCCIDENTAL)

 

TÚNEZ (Descarga la guia con planos en pdf)  (Versió català)

Capital del país del mismo nombre que limita con el Mediterráneo, el Desierto del Sáhara, Argelia y Libia.  Ubicada al final de un gran golfo, tras la laguna de el Behira o mar pequeña, y unida al puerto de La Goulette por un canal.

 

La medina se encuentra en el centro de la ciudad, formado por un entramado de calles estrechas con algunos tramos cubiertos llenos de infinidad de comercios de todo tipo con una mezcla de colores y olores provenientes de todo tipo de artículos. A su alrededor está la ciudad moderna, en la que destaca la Avda Bourguiba, que cuenta con algunos edificios de estilo colonial de principios del s. XX. La ciudad acoge uno de cada 10 habitantes del país, y casi uno de cada 3 que trabajan, concentrando los estamentos políticos y administrativos

 

UN POCO DE HISTORIA

Anterior a Cartago que fue fundada por unos disidentes fenicios de Tiro en el lugar que les fue cedido. Cartago creció muy rápido y acabó anexionándose la misma ciudad de Túnez, que pasó a unirse estrechamente a todos los acontecimientos bélicos que llevaron a cabo incluida su destrucción al final de la tercera guerra púnica. La reconstruyeron muy deprisa pero no recuperó importancia hasta la reconstrucción de Cartago por Augusto, y más tarde llegó a ser sede episcopal.

 

El emir Hassan destruyó por completo Cartago, lo que supuso el resurgir de Túnez. Llegó a ser reino independiente y se convirtió en capital en 1.160, llegando a ser referente del comercio en el Magreb, con mercaderes de todo el Mediterráneo. En 1.270 se firmó un tratado con Francia por el que los cristianos tenían plena libertad, podían construir iglesias y tener sus propios negocios.

 

Desde el s. XV, junto a otras ciudades norteafricanas se vieron influenciadas por España, llegando a ser protectorados. En 1.534 sufrió el ataque de Barbarroja, tomándola por sorpresa y siendo recuperada por Carlos V en 1.535. En 1.574 pasa a manos otomanas. Pasando poco después a manos de piratas.

 

En 1.881 fue anexionada por Francia y se convirtió en protectorado. Fue un punto clave de África en la II Guerra Mundial guerra en África, ocupada en noviembre de 1.942 por las tropas alemanas, que serían expulsadas en mayo de 1.943. Su independencia data de 1.956 y desde entonces Túnez es la capital del país.

 

A TENER EN CUENTA

El idioma oficial es el árabe, aunque muchos hablan francés y en las tiendas podemos encontrar quien se defiende en castellano.

 

La moneda es el dinar tunecino (DTU), dividido en 1000 millimes. No se puede sacar moneda del país. Es habitual poder pagar en euros en las tiendas de la medina, no en el mercado local de frutas, especias y otros alimentos.

 

Las compras típicas son objetos en madera de olivo, cuero, chilabas y similares, cerámica, algo de joyería. En Sidi Bou Said podemos encontrar objetos y joyas de plata y las características jaulas de pájaros, más fácil de traer a España con un crucero que si se viaja en avión. También hay alfombras. Hay que regatear pero nunca se debe entrar a pujar por un artículo que no estemos dispuestos a comprar, es muy fácil que lleguen a aceptar nuestra propuesta y entonces es de mala educación decir que no, también es conveniente empezar algo por debajo de lo que estamos dispuestos a pagar para entrar en la negociación, el inmovilismo no está bien visto.

 

Lo normal es moverse en taxi, muchos los veremos en el puerto, hay que negociar antes de subir y pagar al final del servicio concertado.


Hay un moderno tranvía, y hay un tren de cercanías que une la capital con La Goulette, Sidi Bou Said y Cartago con mucha frecuencia.

 

LUGARES DE INTERÉS

Túnez : los principales puntos de interés están en la medina y en la parte nueva de la ciudad.

 

La Medinaes el centro histórico y de la cultura de la ciudad. Declarada Patrimonio Universal de la Humanidad en 1.981. Su composición viene de tiempos antiguos que se ha ido modificando con el paso de los siglos. Destaca la   mezquita de Zitouna, construida a partir de 200 columnas procedentes de las ruinas de Cartago.

 

Cerca de la Medina está el Mercado de Perfumes y Especias, con gran cantidad de aceites aromáticos, aguas perfumadas y condimentos. En la parte occidental está la mezquita de Youssef Dey, de principios del s. XVII y la primera con estilo turco. Y próxima a ella el mercado Souq el-Berka, en el que vendían esclavos los corsarios musulmanes.

 

En la medina encontraremos también el gran mausoleo Tourbet el-Bey, y cerca el Centro de Artes Populares y Tradiciones, que es el Museo Dar Ben Abdallah.

 

Ya en la zona colonial, Avda de Francia y de H. Bourguiba, veremos edificios de estilo francés con las características rejas y ventanas abalconadas, también bares en los que tomar un café como si estuviéramos en París. No debemos olvidar la catedral de San Vicente de Paul a medio camino entre el gótico y el bizantino y algún detalle magrebí.

 

A unos 4 kms. podemos visitar el Museo del Bardo, ubicado en un palacio homónimo que fue en tiempos residencia de la monarquía tunecina. En él podremos apreciar una destacada colección de mosaicos en suelo y paredes, algunos de dimensiones espectaculares, seguramente el más importante del mundo en mosaicos romanos pero también veremos restos de los cartagineses, cristianos y musulmanes. Llegamos en el taxi que hayamos contratado o con la línea 4 del tranvía.

 

Sidi Bou Saïd : Esun población pequeña y muy típica, ubicada en un alto sobre el golfo de Túnez, muy cercana a la capital. Una calle principal con multitud de callejuelas estrechas que conservan el empedrado. Casas blancas, puertas y ventanas azules y flores, sobre todo geranios. Un lugar ideal para compras tranquilas, tomar algo en una terraza. Tiene un faro que data del s. IX.

 

Cartago : Es aconsejable iniciar su visita por la colina de Byrsa, por la espectacular vista que nos ofrece. Destaca la catedral de San Luis, de gran tamaño, construida en 1.890 por los franceses en honor a los mártires de las cruzadas en Túnez. Tras ella encontramos el Museo Nacional. A unos 15 minutos caminando hacia el Oeste encontramos el anfiteatro romano, que todavía muestra los restos del que fuera uno de los mayores de su época.

 

Sorprende el tamaño de los baños de Antonino. Y por último el Santuario de Tophe, lugar para los sacrificios, en el que los menores cartagineses sufrieron el cambio de dominadores.

 

VISITA POR LIBRE

Túnez se caracteriza por la seguridad y amabilidad hacia el turista, del que dependen en gran manera para su economía.

 

El puerto al que se suele llegar, La Goulette, es un pueblo de pescadores con pocas cosas a remarcar, salvo la playa y una fortaleza de tiempos de Carlos V. La capital está a unos 10 kms. y a 7 encontramos Sidi Bou Said. Podemos andar hasta la parada del Tranvía para acudir a nuestro destino o contratar un taxi, regateando y no pagando hasta el regreso al barco, para que nos lleve a los diferentes sitios escogidos pactando el tiempo de espera en cada uno de ellos.

 

La nueva Terminal de cruceros intenta recrear construcciones típicas y cuenta con todos los servicios habituales, incluida una pequeña zona comercial. Los taxis llegan hasta la propia terminal, el precio dependerá del recorrido y del tiempo que lo utilicemos. Es normal que pidan una propina, que cada uno ha de valorar y que nos ofrezcan un “guía”, que en general solo servirá para que nos lleve a determinadas tiendas de la Medina, donde seguro recibirá una recompensa por nuestras compras.

 

En la Terminal suele haber algún dromedario, si queremos la foto en él, hay que pagar unos 5 €.

 

La visita dependerá del tiempo de escala y del tiempo que deseemos dedicar a las compras, si disponemos de tiempo suficiente, lo normal sería ir Sidi Bou Said, Cartago, Museo del Bardo y el tiempo que se pueda en la Medina, pero cada uno debe decidir o en caso de no ser la primera vez que se hace escala, optar por lo que todavía no se conoce.

 

Si optamos por el transporte público, el tren de cercanías nos puede llevar hasta Sidi Bou Said, Cartago y Túnez capital. Para tomarlo debemos andar algo menos de 15 minutos hasta la estación, lo normal sería ir primero a Sidi Bou Said, de camino a la capital parar en la Carthage Hannibal para visitar Cartago y regresar directos desde la capital al barco.

 

En la capital se llega a la estación central, al principio de la Avda H. Bourguiba que nos conduce a la conocida como Puerta de Francia, punto de entrada a la Medina.

 

En la Medina se acepta el euro como moneda de pago, es recomendable llevar billetes pequeños, ya que no siempre aceptan monedas, con lo que en caso de cambio nos lo darían en dinares. Para pagar el transporte público y entradas a Cartago o el Museo del Bardo necesitamos obligatoriamente dinares, que deberemos conseguir antes de abandonar la terminal de cruceros.

 

El regateo es vital, y hay que respetar ciertas normas no escritas:

1.- Podemos preguntar precio de todo, pero no ofrezcamos nuestro precio por algo que no deseemos comprar, seguramente nos lo acabarían aceptando y está muy mal visto decir que no llegados a ese punto.

2.- Si realmente estamos interesados hay que empezar ofertando menos de los que estamos dispuestos a pagar para que el vendedor rebaje sus pretensiones, pero nosotros también aumentemos algo nuestra oferta, de forma que al final no es el precio inicial ni de uno ni de el otro.

 

No  son habituales robos a turistas porque están muy castigados, de todas formas hay que mantener las precauciones básicas de cuando estamos en aglomeraciones, especialmente en la Medina.