El Banco Central de Italia ha decidido bloquear los pagos electrónicos en el pequeño estado

Miles de visitantes acuden diariamente al Vaticano para ver sus museos.

Los viajeros que deseen entrar a museos, comprar souvenirs o utilizar servicios turísticos en la Ciudad del Vaticano tendrán que pagar con efectivo ya que el Banco Central de Italia ha decidido bloquear los pagos electrónicos, incluyendo las tarjetas de crédito, en la pequeña ciudad italiana, según informó el diario italiano Corriere della Sera.

Deutsche Bank Italia, que desde hace 15 años suministra el servicio de pagos electrónicos al Vaticano, informó el pasado jueves que el Banco Central de Italia ha decidido retirar su autorización desde el 31 de diciembre.

 

El rotativo italiano asegura que el Banco de Italia tomó esta decisión porque la Santa Sede no ha cumplido con las salvaguardas de la Unión Europea en lo referido al lavado de dinero. Eso supone que los bancos italianos no están autorizados para realizar transacciones con el Vaticano.

En estos momento el Vaticano está buscando un banco no italiano que quiera prestar sus servicios de pagos electrónicos para los miles de turistas que cada día acuden a sus museos más populares como la Capilla Sixtina.

El Banco de Italia explicó que en una inspección rutinaria descubrió que el Deutsche Bank Italia no había solicitado autorización cuando comenzó a proveer los servicios al Vaticano. Cuando finalmente lo hizo, el banco central la rechazó debido a que las normas bancarias no cumplían con los criterios europeos.

Miles de visitantes acuden diariamente al Vaticano para ver sus museos. La compra de recuerdos es un gran generador de dinero además de otras atracciones, así como las visitas a los museos vaticanos que reciben cada año cinco millones de turistas