La compañía Aduno de Suiza se encargará de gestionar todas las operaciones electrónicas y desembolsos.

 Los turistas que visiten el Vaticano pueden pagar desde ayer nuevamente con tarjeta de crédito, según ha confirmado el padre Federico Lombardi, que ha resaltado que se podrá para entrar a museos, comprar souvenirs o utilizar servicios turísticos.

La empresa que gestionará todas las operaciones electrónicas y pagos con tarjeta de crédito será Aduno de Suiza, que permitirá a los turistas pagar nuevamente las entradas a los museos vaticanos, souvenirs y diferentes servicios.

Desde el pasado 1 de enero el Banco Central de Italia había decidido bloquear los pagos electrónicos, incluyendo las tarjetas de crédito.

El banco central explicó que en una inspección rutinaria descubrió que el Deutsche Bank Italia, que desde hace 15 años suministra el servicio de pagos electrónicos al Vaticano, no había solicitado autorización cuando comenzó a proveer los servicios. Cuando finalmente lo hizo, el Banco de Italia la rechazó debido a que las normas bancarias no cumplían con los criterios europeos.

Miles de visitantes acuden diariamente al Vaticano para ver sus museos con un aumento constante, que llega a los cinco millones de turistas al año, con picos de hasta 300.000.

La compra de recuerdos es un gran generador de dinero además de otras atracciones, así como las visitas a los museos vaticanos que reciben cada año cinco millones de turistas.