Un simulador de paracaidismo, coches de choque y camarotes con balcón virtual son algunas de las novedades del barco

 

La compañía de cruceros Royal Caribbean ha presentado en un exclusivo evento en Nueva York los primeros detalles de la próxima generación de cruceros: la clase Quantum, que contará con grandes novedades como un simulador de paracaidismo, una grúa atalaya que transporta a los pasajeros a más de 90 metros de altura, las zonas de ocio más vanguardistas. El primer buque de esta clase será el Quantum of the Seas.

Además contará con los camarotes más grandes y modernos de toda la historia de Royal Caribbean que incluyen los primeros balcones virtuales de la industria con lo que cada camarote del Quantum of the Seas tendrá vistas.

Richard D. Fain, presidente y CEO de Royal Caribbean explica que “esta nueva generación de barcos es una gran oportunidad de dar otro salto en cuanto a diseño. La innovación siempre ha sido parte de nuestro ADN y hemos aprovechado toda esa creatividad para diseñar la Clase Quantum”.

“Las características únicas de la Clase Quantum dejarán perplejos a nuestros pasajeros, pero la verdadera fuerza de su diseño es la manera en que hemos integrado todo ello para crear una experiencia cómoda y emocionante”, detalla.

La clase Quantum verá la luz en el tercer trimestre de 2014 con el Quantum of the Seas, seguido por su barco gemelo Anthem of the Seas en el segundo trimestre de 2015.

Los barcos de la clase Quantum tienen 18 cubiertas, un registro bruto de 167.800 toneladas, cuentan con 2.090 camarotes que transportan a 4.180 huéspedes en camarotes de ocupación doble.

El Quantum of the Seas zarpará desde el puerto de Nueva York desde Cape Liberty, con itinerarios de 7 a 12 noches entre finales del 2014 y comienzos del 2015. Las reservas estarán disponibles para los socios del programa de fidelización de Crown & Anchor Society antes de la apertura al público general el 4 de junio.

Novedades sin precedentes en alta mar

Entre las novedades que tendrá la nueva clase destaca el RipCord by iFly, la primera experiencia de paracaidismo en alta mar, y The North Star, una grúa atalaya que transporta a los viajeros a más de 90 metros sobre el mar para disfrutar de impresionantes vistas en 360 grados.

Según explica Adam Goldstein, presidente y CEO de Royal Caribbean International “el espíritu innovador de nuestra marca se mantiene vivo y gracias a la Clase Quantum, ofreceremos las actividades más sorprendentes en los espacios más extraordinarios. Nuestros pasajeros han de estar preparados para dejarse deslumbrar”.

El barco contará con otras instalaciones como el Two70°, una gran sala de varios niveles que seguramente se convertirá en uno de los lugares de reunión más importantes a bordo de la clase Quantum.

El SeaPlex es un complejo deportivo y de entretenimiento que inspirará. Los huéspedes pueden disfrutar de una escuela de circo con trapecio volador o jugar al baloncesto en una cancha de tamaño oficial. Por la noche, los coches de choque y el patinaje sobre ruedas ofrecen diversión y emoción.

Por último, el Music Hall , una sala de espectáculos y música en vivo de la Clase Quantum, que se convertirá en el lugar ideal para que los huéspedes disfruten de un ambiente íntimo y exclusivo con actuaciones en vivo, DJ, fiestas nocturnas temáticas, billar y mucho más.

Una nueva generación de camarotes

Royal Caribbean estrena el alojamiento más espacioso y lujoso nunca antes visto, presentando camarotes un 9% más grandes que los de los barcos de la clase Oasis.

Además, los camarotes interiores del Quantum of the Seas dispondrán de vistas sin igual gracias al balcón virtual que ofrece vistas en tiempo real del océano y de los emocionantes destinos.

También contará con los nuevos camarotes Studio, algunos de ellos con balcón, para personas que viajan solas.