Mucha gente, desde el desconocimiento o la ignorancia, al contestar a la cuestión: ¿por qué los hindúes adoran a las vacas?, responden que se debe a una conducta irracional.

Hoy argumentaremos que no existe irracionalidad y que la explicación va más allá de los factores relacionados con las creencias.
En principio, el tabú de matar a las vacas en la India se debe al "ahimsa" (doctrina hindú acerca de la santidad de la vida). Este factor juega, en cambio, un papel secundario en lo que se quiere explicar.

Nos apoyaremos en que la existencia de dicha adoración a las vacas en la India se debe a factores económicos, productivos y ecológicos. Se tomará como base el denominado materialismo cultural, cuyo precursor fue Marvin Harris (uno de los antropólogos con más influjo en el siglo XX). El materialismo cultural sostiene que las culturas están determinadas por el factor tecno-económico-productivo.

Harris en su libro: "Vacas, cerdos, guerras y brujas (1974)" nos dice que la vaca se alimenta de productos marginales, inutilizables por el hombre (paja, hierba, etc). No existe una competición entre hombre-vaca por el alimento y la tierra. La competencia se da por el sistema de diferenciación social basado en las castas (de brahamanes a parias).

El análisis de Harris se basa en la eficiencia productiva de la vaca. La leche no es el principal producto de la vaca en la India (la vaca cebú india produce mucho menos leche que las europeas/americanas). La vaca en la India proporciona bueyes (que sirven como animales de tracción mecánica), excrementos (utilizados como fertilizante y también como combustible para cocinar) y una especie de cemento para la edificación de las casas.Por tanto, la eficiencia energética de la vaca en la India (18%) es mayor que en EEUU (4%).

El tabú de comer carne de vaca no es irracional, tiene su funcionalidad económica y ecológica.

La vaca, también, juega un importante papel en la distribución de la riqueza. Las vacas de los pobres entran en las tierras de los ricos y cómo existe obligación de devolvérselas, los pobres se benefician de no tener que alimentar a sus vacas.

No se cumple el tabú de comer carne de vaca entre las castas más bajas (parias). Esta casta aprovecha cuando fallecen las vacas para comerlas y adquirir sus proteínas. Aquí existe un claro ejemplo de la lucha por subsistir en contra de las creencias. Vuelven a prevalecer los factores económicos.

Llegados a este punto, tras haber explicado el porqué los hindúes adoran a las vacas, desde una perspectiva materialista, me gustaría levantar las conciencias occidentales.

En todas las culturas existen comportamientos racionales/irracionales. Por esto, no se debe juzgar los valores o creencias de determinadas culturas sin saber a que se deben o cuales son sus factores explicativos.