En una agencia de viajes en la que está todo incluido, Antonio sabe que debe lidiar con cualquier elemento. Incluso si ese elemento es un incordio. Incluso si ese incordio decide traerse un juguete de acompañamiento.

{snippet 2}