Ángel ha vuelto y lo ha hecho enamorado. Su anterior viaje fue perfecto y sólo faltaron, quizás, unas necesarias clases de italiano para entender algo de lo que decía su nuevo amor. Emilio se debate una vez más entre desvelarle u ocultarle la verdad. Independientemente del resultado, ¿alguien puede pensar que en una agencia de viajes en la que está todo incluido no hay siempre un plan b para un cliente como Ángel?

 {snippet 2}