En esta segunda quincena de octubre comienzan a viajar los usuarios del Programa de Turismo Social del Imserso de la temporada 2018/2019, que compraron sus viajes en más de 8.000 agencias de viajes. Entre octubre y junio viajarán en torno a un millón de personas mayores, y las previsiones de este organismo apuntan a que se formalicen más de ocho millones de pernoctaciones y a la creación de en torno a 90.000 puestos de trabajo.

La directora general del Imserso, Carmen Orte, ha ido este martes 16 de octubre a la estación de Atocha de Madrid a saludar al primer grupo que abre la temporada. Se trata de 50 personas que viajan de Madrid a Peñíscola, el viaje, que corresponde a la modalidad de Circuitos Culturales, tiene una duración de 6 días y 5 noches. A partir de esta fecha comenzaran el resto de las modalidades.

Más de ocho millones de pernoctaciones y 90.000 puestos de trabajo
El Imserso tiene unas previsiones para las temporada 2018/2019 de que se realicen más de ocho millones de pernoctaciones y la creación de unos 90.000 puestos de trabajo.

En la temporada 2018/2019 participarán alrededor de 400 establecimientos hoteleros, que se han acogido a ambos programas del Imserso para esta temporada. Los niveles de ocupación son muy altos lo que indica el grado de satisfacción de los usuarios, en unas actividades que se clasifican según su tipología en: costa peninsular e insular y turismo interior.

Más de 8.000 agencias de viajes
Estos viajes, que gestionan los turoperadores Mundosenior (costas peninsulares e interior) y Mundiplan (islas), los comenzaron a vender hace un mes las más de 8.000 agencias de viajes autorizadas.

Son beneficiarios del Programa de Turismo Social los pensionistas por jubilación, de viudedad con más de 55 años, los pensionistas por otros conceptos o perceptores de prestaciones o subsidios de desempleo, a partir de 60 años y los mayores de 65 años. También pueden beneficiarse y participar en el Programa los españoles en el exterior que cumplan los requisitos.

El Programa, que se viene realizando desde 1985, ofrece a las personas mayores la posibilidad de disfrutar de vacaciones, a precio reducido, durante la temporada turística baja, es decir, entre octubre y junio, con los objetivos de mejorar la calidad de vida de los mayores participando en actividades turísticas que contribuyen a un envejecimiento saludable.

 

 

 

 

Fuente: Hosteltur