El establecimiento hotelero NH Collection Palacio de Castellanos, que pertenece a la marca prémium de la compañía, ha abierto sus puertas en Salamanca tras una intensa reforma.

El hotel, que se ubica en la plaza del Concilio de Trento frente a la fachada del convento de los Dominicos, es un ejemplo de arquitectura plateresca que puede contemplarse desde su terraza y desde algunas de las habitaciones del cuatro estrellas.

NH Collection Palacio de Castellanos ocupa el lugar de un antiguo palacio construido a finales del siglo XV y comienzos del XVI, que forma parte del conjunto de mansiones palaciegas salmantinas de reconocido interés histórico-artístico.

De su pasado palaciego se conservan elementos como su patio interior de estilo hispano-flamenco, como demuestran sus estilizadas columnas, originales capiteles y arcos rebajados. La fachada principal, realizada en 1873 el estilo ecléctico de la época, forma parte de la remodelación que llevó a cabo sobre el antiguo palacio el propio Marqués de Castellanos. Fue él quien incorporó sobre la fachada los escudos de los Maldonado y los Zúñiga.

Una restauración posterior permitió recuperar las naves, artesonados de su escalera principal y varios arcos tallados sobre piedra hasta entonces ocultos por la antigua mampostería del edificio. Incluso se integraron en el patio las dos puertas góticas ocultas en otra parte del palacio hasta entonces.

Un total de 62 habitaciones

NH Collection Palacio de Castellanos cuenta con un total de 62 habitaciones, de las cuales 40 son superiores dobles, 11 superiores individuales, siete superiores dobles con vistas, y cuatro duplex junior suites.

Las estancias colchones Brilliant Basics diseñados en exclusiva para NH Hotel Group; duchas efecto lluvia; cafeteras Nespresso y tetera; televisores LED 46’’; wifi de 1Mb y fácil acceso; entre otros amenities exclusivos que complementan la estancia para garantizar experiencias extraordinarias.