La startup europea AirPod ha lanzado este jueves el prototipo comercial de su cápsula de descanso, entretenimiento y trabajo en aeropuertos y que dará paso, a partir de este próximo otoño, a su implantación en fase de pruebas en varias infraestructuras de Europa, incluyendo España. Sus creadores aseguran que revolucionará el tiempo de espera de los pasajeros aéreos y lo convertirá en "el negocio de la siesta en aeropuertos".


AirPod es una unidad en forma de cápsula que crea un entorno privado de trabajo, descanso y entretenimiento en lugares públicos (como aeropuertos, hoteles, trenes, estaciones de bus o centros comerciales). Cada AirPod dispone de un asiento que se convierte en cama, diseñado ergonómicamente, wifi de alta velocidad, aire acondicionado y purificadores de aire, cargadores USB y eléctricos, almacenaje para equipaje y objetos personales y pantallas display con información sobre vuelos y conexiones.

AirPod fue desarrollada por dos emprendedores eslovenos, Mihael Meolic y Grega Mrgole (CEO), ambos muy viajeros, que explican que, durante sus numerosos desplazamientos y estancias en aeropuertos, detectaron la necesidad de ofrecer espacios cómodos y accesibles para los pasajeros en tránsito.

El negocio de la siesta

Los creadores de AirPod, dos emprendedores muy viajeros, destacan el potencial del "negocio de la siesta en aeropuetos": un 10% de los 667 millones de pasajeros que pasan por los 52.000 aeropuertos del mundo son viajeros en tránsito o en conexión y, de ellos, el 2% sufre retrasos o cancelaciones. "En este escenario, un estudio de Skyscanner llegó a la conclusión de que el 36% de los viajeros ve la necesidad de espacios de descanso en los aeropuertos, mientras que una encuesta llevada a cabo por el portal sleepingairport.net afirma que el 90% de los pasajeros estaría dispuesto a pagar un precio razonable por una solución como AirPod", señalan, por lo que el descanso en estas cápsula spodría convertirse en un verdadero negocio.

Pioneros en criptofinanciación

Para el CEO de esta startup, Grega Mrgole, “la idea detrás de AirPod es mejorar la experiencia del pasajero, pero también ofrecer una oportunidad de inversión en criptomoneda a quienes quieran apostar por este negocio, generando rentas pasivas a sus propietarios”.

El proyecto, presentado en la CryptoConference de Belgrado, Serbia, ha sido impulsado con capital privado hasta el inicio de la fase de financiación colectiva (ICO - Initial Coin offering), en el que AirPod liberará su propia criptomoneda, los APODs, para recaudar el capital para financiar el desarrollo del producto.