Heidelberg (Alemania) – Información turística y guía de viaje

Heidelberg es una ciudad situada en el valle del río Neckar en el noroeste de Baden-Wurtemberg. Es famosa por su centro histórico con el castillo de Heidelberg y la universidad más antigua del país y por eso es destino de muchos turistas. Heidelberg es una «ciudad independente» (kreisfreie Stadt) y al mismo tiempo centro del «distrito Rhein-Neckar» (Rhein-Neckar-Kreis). La región densamente poblada, en donde Heidelberg está situada, se llama Rhein-Neckar-Dreieck.

Heidelberg es una ciudad culta y romántica. Desde el siglo XIV la población está vinculada a una activa universidad, que actualmente tiene cerca de 30.000 jóvenes universitarios que contribuyen a dar animación a la urbe.

En una ladera boscosa resaltan las complejas estructuras del castillo, y los tejados de la vieja ciudad, abrazada al Neckar, cuya corriente cruza un puente de airosas arcadas. La imagen refleja a la par belleza y melancolía. Esa imagen se percibe perfectamente desde el Philosophenweg, ruta de los filósofos, paseo que se extiende a la otra parte del Neckar, y desde donde se disfruta una magnífica vista del conjunto urbano, vista que fue admirada por numerosos escritores y poetas, Goethe entre ellos. Desde allí se percibe la magnífica ubicación que la naturaleza dio a esta ciudad, cuyo clima es también especialmente benigno.

POBLACIÓN: 140.000  habitantes.

BREVE DESCRIPCIÓN HISTÓRICA
El entorno de Heidelberg tiene población desde tiempos antiquísimos. El hallazgo del Hombre de Heidelberg, en 1907, con unos 600.000 años de antigüedad, situó a este homínido a la cabeza de los viejos pobladores del continente. Castro celta en la antigüedad, los romanos se establecieron en el lugar durante apenas dos centurias. En el medioevo se fue desarrollando el entorno a impulso de la nobleza y la iglesia. El gran desarrollo se produce en el año 1386, cuando se fundó la universidad de Heidelberg, con cuatro facultades: Teología, Derecho, Filosofía y Medicina. Esta vocación ha ido creciendo en el tiempo y actualmente la universidad de Heidelberg tiene reconocido prestigio, con importantes centros científicos.

El lugar fue centro político del Palatinado, territorio que debe su nombre, precisamente, al oficio palatino de los príncipes de esta parte del imperio. También tuvo importancia el lugar en época de los conflictos de religión. Martín Lutero fue apoyado aquí y desde aquí defendió sus tesis.

La ciudad padeció la guerra de los treinta años, y sufrió por las ambiciones francesas (la familia principesca había emparentado con los borbones) y la urbe fue devastada por tropas francesas e incendiada en 1689 y 1693. En el siglo XVIII y XIX, Heidelberg fue un importante punto literario e intelectual, aunque su peso político hubiese decaído ya. De hecho el Príncipe Elector pasó su residencia a Mannheim.

En la Segunda Guerra Mundial, Heidelberg no padeció los bombardeos aliados que destruyeron buena parte de las ciudades alemanas.

DÍAS FESTIVOS
1 de enero: Año Nuevo 
6 de enero: Reyes Magos (Baden-Wurtemberg, Baviera, Sajonia) 
Marzo/abril: Viernes Santo, Lunes de Pascua 
1 de mayo: Día del Trabajador 
Mayo/junio (jueves): Corpus Christi (en varios estados federados) 
Mayo/junio (jueves): Día de la Ascensión 
Mayo/junio: Pentecostés (domingo y lunes) 
15 de agosto: Asunción de la Virgen María (Baviera, Sarre) 
3 de octubre: Día de la Unidad Alemana 
1 de noviembre: Día de Todos los Santos (Baden-Wurtemberg, Baviera, Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado, Turingia) 
25 de diciembre: Navidad 
26 de diciembre: Día del Aguinaldo 
31 de diciembre: Fin de Año 

FECHAS DESTACADAS

  • Festivales de Primavera (conciertos, lecturas públicas, conferencias, exposiciones, etc.)
  • Festivales del Castillo de Heidelberg (normalmente en junio) con bonitos espectáculos de fuegos artificiales.
  • Festival Internacional de Danza
  • Festival de música de Cámara
  • Jornadas de Música Religiosa
  • Festival Internacional de Cine
  • Otoño en Heidelberg (gran fiesta de la ciudad vieja a finales de septiembre)
  • Baile Sinfónico (octubre)

CLIMA

La ciudad registra inviernos muy fríos y veranos suaves, por lo que los mejores meses para su visita son los que van de mayo a septiembre.

HORARIOS DEL COMERCIO :
De lunes a viernes de las 09;00 h. a las 18;30 h. Sábados hasta las 14;00 h.
El primer sábado de mes abierto hasta las 18;00 h.
Algunas grandes tiendas permanecen abiertas los jueves hasta las 18;30 h.

HORARIOS DE LOS BANCOS :
De las 08;30 h. a las 13;00 h. y de las 14;30 h. a las 16;00 h.
Jueves hasta las 17;30 h.
Sábados y domingos cerrado.

PRINCIPALES ARTÍCULOS A ADQUIRIR:
Disfrutar paseando y comprando a lo largo de más de 1 kilómetro. Hurgar en tiendas de antigüedades y librerías de viejo, visitar una galería de arte o rebuscar por las librerías. Dejarse inspirar por el ambiente de tendencia juvenil de las tiendas, buscar famosas marcas con la vista, sumergirse en el mundo de los grandes almacenes. Sentir la atmósfera navideña en la tienda de Käthe Wohlfahrt o comprar un hermoso reloj cucú. Todo esto coronado con una copa de vino de Heidelberg en una taberna estudiantil.

PRINCIPALES ZONAS DE COMPRA :
Para ir de tiendas lo mejor es la «milla comercial y cultural» de la Hauptstrasse, pero sin olvidar las callejuelas del casco antiguo, con numerosas tiendas de antigüedades y la Unteren Strasse, alrededor de la Iglesia del Espíritu Santo o en Plöck. En Neuenheim y Handschuhsheim pueden hacerse también compras muy originales.

Café Schell. Schloss-Str. 31, Gundelsheim. Exquisitos pasteles y chocolates. Especialidad en pralinés.

Mercado de los campesinos. (al aire libre) Miércoles y sábados en la Markplatz;  martes y viernes en la Friedrich-Ebert-Platz.

Flohmarkt. Mercadillo de encantes. Varias veces al mes tiene lugar en Messplatz y Kirchheimer Weg. Desde la estación de ferrocarril tomar los autobuses 41 o 42 en dirección a Kirchheim.

Franz Kaspar. Hauptstr. 11. Neckarzimmern. Fabricación y venta de objetos en cristal y cerámica.

Hedilberg Zuckerladen. Plöck 52, Heidelberg. Absolutamente todo en azúcar.

Unholtz. Hauptstr. 160. Artículoss en madera. Muebles, complementos para el hogar, etc.

PRECIO FIJO O «REGATEO» : En las tiendas el precio es fijo y en los mercadillos se admite el regateo.

GASTRONOMÍA
La gastronomía local espera al huésped con una excelente cocina regional y ofrece revelaciones culinarias de temporada como espárragos, truchas frescas o variedades de caza.

En la parte antigua abundan los cafés y los restaurantes. El hecho de que ésta sea una ciudad estudiantil incide en que haya numerosos establecimientos con precios bastante accesibles, donde se puede comer menús.

Hay todo tipo de comidas, tanto la internacional como la típica de Bade, con su spätzle (pasta) y sus vinos de la tierra.

Restaurantes históricos.

Zum güldenen Schaf (Hauptstraße 115; tel: 0049 (0)6221/ 20879) El patrón de la casa, Dr. Harald Kischka, doctor en filosofía, organiza veladas históricas para grupos sirviendo tanto cuentos, como platos de Heidelberg.

Pasaron también a la historia local dos históricas cervecerías de estudiantes: Zum Roten Ochsen (Hauptstr. 217, tel: 0049 (0)6221/ 20977) y el Sepp’l (Hauptstr. 213, tel: 0049 (0)6221/ 23085). Todavía hoy en día son los lugares de encuentro de asociaciones estudiantiles e imán para clientes de todo el mundo.

Las tradiciones de las asociaciones estudiantiles de Heidelberg se encuentran en las “Mensurstuben”, salones para los típicos duelos entre estudiantes. La casa más vieja para este fin es la de Hirschgasse, donde el cliente está sentado frente a mesas de 200 años declaradas monumentos nacionales.

También en el Schnookeloch (Haspelgasse 8, tel: 0049 (0)6221/ 138080) que como el Zum Roten Ochsen celebrò su 300 aniversario el año pasado, se encuentran los estudiantes de asociaciones con los caballeros ancianos. Casi la misma atmósfera alegre se presenta en la caverna Schnitzelbank (Bauamtsgasse 7, tel: 0049 (0)6221/ 21189), una vieja bodega. Todavía más viejo es el vecino Goldene Anker (Untere Neckarstr. 52, tel: 0049 (0)6221/ 184225).

Lugar de encuentro de los grandes poetas del Romanticismo fue el Goldene Hecht cerca del Puente Viejo (Steingasse 2, tel: 0049 (0)6221/ 26984) y la historia del Castillo se puede estudiar en Schlossrestaurant Schönmehl (tel: 0049 (0)6221/ 9797-0), que está situado en el patio y ofrece una vista a las fachadas del Castillo.

Para sibaritas.

En el duodécimo piso de la Print Media Academy: Schwarz.  Kurfürsten-Anlage 60, 69115 Heidelberg. Tel. 06221 – 75 70 30. El restaurante está dirigido por el conocido chef Manfred Schwarz y ofrece cocina exquisita con acentos regionales. Además puede vd. tomar un aperitivo en el exclusivo bar con vistas fantásticas sobre la ciudad.

Schönmehl. El buen yantar. Schlosshof, 69117 Heidelberg. Tel. 06221 – 97 970. Comida propia de príncipes en el castillo de Heidelberg, que además de su interés histórico goza de justa fama internacional en  el  mundo de los  gourmets: distinguido por guías gastronómicas, alabado por comensales de todo el mundo, Wolf Schönmehl se ha ganado un nombre en el mundo de la hostelería.

Hotel Europa Europäische Hof. Friedrich-Ebert-Anlage 1, 69117 Heidelberg. Tel. 06221 – 51 50. Hospitalidad tradicional en el corazón de Heidelberg. El Gourmet Restaurant Die Kurfürstenstube le ofrece una atmósfera apacible. Para el sibarita, la Carta de la estación o el menú-gourmet en la Kurfürstenstube, para el cliente apresurado, un ligero tentempié en la Cafeteria Europ-Treff o para el huésped más ambicioso, un exquisito aperitivo en el Europa-Bar, les ofrece siempre la oferta adecuada de 6.00 de la mañana hasta medianoche.

Hirschgasse.  – El ambiente de «Le Gourmet». Hirschgasse 3, 69120 Heidelberg. Tel. 06221 – 45 40. Es tan fácil encontrar el lugar adecuado. En Le Gourmet puede Vd. degustar las excelencias de la cocina francesa y mediterránea, así como una amplia selección de exquisitos vinos y tentadores postres. El Sr. y la Sra. Kraft, propietarios de Hirschgasse estarán encantados de aconsejarle.

Lejos del mundanal ruido espera el restaurante Grenzhof a sus huéspedes con delicadas exquisiteces. Un restaurante para sibaritas al más alto nivel situado en un idílico jardín. El Gourmet-Restaurant Gutsschänke es un punto intermedio de elegancia. Grenzhof 9 – 69123 Heidelberg. Tel: 6202 9430. La familia Kaiser y el equipo del chef Christoph Winkelhausen le ofrece cocina creativa, vinos de primera clase y un agradable ambiente.

ENTRETENIMIENTOS

LUGARES DE VISITA TURÍSTICA:

No es casualidad que Heidelberg, la ciudad universitaria más antigua de Alemania, sea de las más visitadas del país. Con su romántico ambiente que parece de cuento de hadas y su idílica ubicación entre bosques y viñedos, justo al lado del río Neckar, conjuga vida estudiantil, pintorescas callejuelas, locales románticos y juveniles, cultura e impresionantes monumentos. Lo mejor es descubrir Heidelberg en una visita guiada por la ciudad, ya sea a pie o en bus, en una excursión por el río o un paseo en bici. El ambiente de Heidelberg es eminentemente juvenil, se respira por todas partes en las tabernas de estudiantes, encuentros internacionales, teatros, etc.

El Castillo. La principal atracción de Heidelberg es, sin duda, el castillo de los Príncipes Electores, de notable importancia en el ámbito germánico y desde el que se disfruta de una magnífica vista sobre el valle y la urbe. Durante cinco siglos estuvieron aquí los príncipes electores, que dieron impulso a la ciudad. Se puede acceder a él de diversas formas, una de ellas mediante un teleférico.

El castillo edificado sobre una fortaleza medieval en lo alto de Heidelberg nos muestra su complejidad, mitad ruina, mitad centro de arte. En el conjunto hay obra desde el XIV al XVII, impresionante, en la que destacan los destrozos de las minas francesas que en 1693 dinamitaron el enclave.

Entre las dependencias externas, la Gran Torre, de inicios del XVI  y  la Puerta  Isabel,  de 1615. La  primera una imponente  ruina, la segunda una puerta monumental que Federico V mandó construir de un día para otro (se montó en una noche) para sorprender a su esposa, Isabel Stuart. A través de la Torre del Portal se accede al patio donde existe una importante serie de pabellones palaciegos. Entre sus dependencias resalta, el Friedrichsbau, construido al final del XVI, con su gran terraza desde la que se domina la ciudad.

En el interior del Castillo, sendas maquetas permiten ver el hoy y el ayer. Entre las curiosidades está el gran tonel, de 220.000 litros de capacidad. El tonel se construyó hace 200 años: Una bomba permitía extraer el líquido desde la Sala Real. Otro punto de interés es el museo Alemán de la Farmacia, donde se reúnen elementos típicos de la farmacia de los siglos XVIII y XIX.

Las ruinas del castillo de Heidelberg se convirtieron en el símbolo de toda una época, el Romanticismo Alemán. Durante el Festival del Castillo, que se celebra en verano, el patio interior se transforma en el escenario de numerosas actuaciones al aire libre.

Los jardines que rodean el castillo invitan a tomar un descanso ya que son todo un oasis de paz. Antiguamente las terrazas de estructura geométrica del «Hortus Palatinus» eran consideradas la «octava maravilla del mundo». El famoso arquitecto paisajista Salomon de Caus creó el jardín como homenaje intencionado a la armonía de la ciudad, el río y los montes. El parque es de libre acceso.

La universidad. Es la más antigua Universidad de Alemania. Lleva el nombre de Ruperto-Carola en recuerdo de Ruperto I quien la fundó en el siglo XIV, y del gran duque Carlos Federico de Bade, que le dio un impulso definitivo en los inicios del XIX. Fue en el XIX cuando tuvo su época más gloriosa, que se ha prolongado en el XX, con diversos premios Nóbel de Física, Química y Medicina.

En la ciudad hay varios edificios universitarios de interés, como la Biblioteca y las vieja y nueva sedes. Para contemplar los recintos universitarios, hay que acudir a la plaza de la Universidad. Allí esta la vieja Domus Wihelmina. El príncipe elector Juan Guillermo mandó construir en 1711 el edificio llamado casa Guillermina a Johann Adam Breunig, con su notable aula magna.

En la plaza de la Universidad estaba el viejo convento agustino, donde Martín Lutero expuso sus tesis protestantes. Al lado está también la nueva universidad, construida con ayuda americana. Enfrente, la Biblioteca de la universidad, obra de inicios del XIX, de J. Durm, con una interesante colección de manuscritos.

Deben visitarse la Universidad Nueva y la Universidad Vieja con la Fuente de los Leones, el Aula Vieja: (1er piso de la Universidad Vieja) y la Cárcel de los Estudiantes (en la parte trasera del edificio, Augustinergasse). La Torre de las Brujas: El Patio interior de la Universidad Nueva. Parte de la fortificación medieval de la ciudad datada del siglo XIII.

La Iglesia del Espíritu Santo. Ocupa una especial situación, en centro del viejo casco. Fue edificada entre 1399 y 1441. En esta iglesia gótica se enterraban a los príncipes electores. El coro destaca por su luminosidad. En las galerías altas se guardaban los textos de la biblioteca palatina, hasta el siglo XVII. Esta era una zona tradicional de mercado, y en torno a la iglesia se ubicaron tiendas en el siglo XV, que aún perduran.

Otras iglesias.

Sin ser notabilísimo el patrimonio de edificios religiosos –en buena parte por la azarosa historia de la ciudad- cabe citar aquí algún otro templo.

La iglesia de los Jesuitas es obra del arquitecto palatino Rabaliatti, siglo XVIII. Es un templo barroco, poderoso, de tres naves. Su museo de Arte Sacro cuenta con una excelente colección de orfebrería y otros objetos de culto, principalmente de los siglos XVII a XIX.

La iglesia de San Pedro está edificada sobre los restos de la parroquia más antigua de la ciudad, también iglesia de la universidad. Parte de su torre corresponde al siglo XII, el resto es básicamente del final del XV.

Haus Ritter. Esta popular edificación se halla junto a la iglesia del Espíritu Santo, en el casco antiguo y fue construida en 1592 por el comerciante de paños hugonote Charles Belier. Su nombre procede del hecho de tener en su fachada la figura de un caballero (en alemán Ritter), al parecer representando a San Jorge que remata la fachada renacentista ya de inicios del barroco. Es la principal de las casas notables de la ciudad que resistieron la destrucción de la ciudad durante los conflictos de final del siglo XVII. Desde 1705 es un restaurante.

Mercado del Trigo. Bella y antigua plaza, donde se encuentra una estatua barroca de la Virgen, de inicios del XVIII, de Peter van der Branden. También está aquí el Príncipe Carlos, viejo restaurante, luego hotel y posteriormente dependencia municipal. Es un lugar que ha contado con notables huéspedes, entre ellos el emperador Guillermo I o Mark Twain. Desde la plaza se tiene una apacible vista de la zona del castillo de los Príncipes Electores.

Brükentor y el Viejo Puente. Otro espacio urbano bello es el del cruce del Neckar por el Viejo Puente, mandado construir por el príncipe elector Carlos Teodoro, después de que unos témpanos de hielo que bajaban por el río destruyesen el anterior. La primera mención de un puente de madera en este lugar data del año 1284 y el actual es el quinto puente levantado en el mismo sitio. Diversas estatuas de dignatarios y dioses adornan el puente. En la entrada a la vieja ciudad está la Brükentor, puerta del Puente, con sus atractivas torres rematadas con sendas cúpulas de forma acampanada. El conjunto es obra realizada entre 1786 y 1788. Desde el extremo norte del puente (en Neuenheimer) se tiene una estupenda vista de la ciudad y el castillo.

Philosophenweg o Camino de los Filósofos. Para quien desea una visión inolvidable de Heidelberg, se recomienda un paseo tranquilo por el camino de los Filósofos, al que algunos bautizan como el más hermoso paseo de Europa. Se trata de un especio verdeante, a la otra orilla del Neckar, en la parte soleada del monte Heiligenberg, desde donde se tiene una apacible vista que engloba el río, el curioso Puente Viejo, el casco antiguo y el castillo. En el balcón natural del Camino de los Filósofos crecen numerosas plantas exóticas. El microclima suave favorece un florecimiento temprano. Si se prolonga el apacible paseo se puede acceder hasta la atalaya, el anfiteatro y las ruinas de la iglesia medieval de San Miguel.

TRANSPORTES

DEL AEROPUERTO A LA CIUDAD :
El aeropuerto cercano más importante es el Flughafen Rhein-Main (FRA) de Frankfurt, situado a 80 km de Heidelberg (tel. 69 03 05 11). Conectado con la ciudad a través de la autopista A5; del Lufthansa Airport Bus que sale cada hora desde el área de llegadas de la terminal 1 salida B3 del aeropuerto de 8:00 a 23:00 y desde el hotel Crowne Plaza de Heidelberg de 5:30 a 20:00 (tel. 01 80-58 38 426, duración del trayecto: 75 minutos); del Airport Shuttle Service TLS que enlaza con casi todos los hoteles importantes en una hora (bajo reserva previa en el tel. 06 221-7 700 77); y del ferrocarril DB, que requiere un transbordo en Mannheim (1 hora de trayecto con trenes ICE).

Mannheim Airport, es en realidad el aeropuerto más cercano pero no dispone de las conexiones aéreas a todos los destinos del mundo disponibles desde el aeropuerto de Frankfurt

TRANSPORTE FERROVIARIO:
Hauptbahnhof, Willy-Brandt-Platz, al final de Hauptstraße. Conectado con Bismarckplatz a través de los autobuses nº 11, 21, 33, 34, 41 y 42, y del tranvía nº 1. Conexiones frecuentes con Stuttgart (en 40 minutos), Frankfurt (1 hora), Munich (3 horas) y Baden-Baden (1 hora).

TRANSPORTE PÚBLICO:
La red de tranvías y autobuses abarca todas las zonas de la ciudad, con un intercambiador en Bismarckplatz. Durante las noches de los viernes, sábados y domingos existe una servicio nocturno de autobuses llamadado Moonliner buses, que parten cada hora de 1:00 a 4:00 desde Bismarckplatz a los barrios periféricos. Tel. información, 513 20 00.

TAXIS:
Taxi Center, tel. 30 20 30.

SEGURIDAD CIUDADANA:
Se recomienda tomar las medidas de precaución lógicas que se toman en las grandes ciudades, tales como vigilar en las aglomeraciones, no dejar objetos visibles en el interior  de los coches aparcados, etc. 

REPRESENTACIÓN DIPLOMÁTICA ESPAÑOLA EN LA CIUDAD

EMBAJADA EN BERLÍN:
Lichtensteinallee,1. – 10787 Berlín.
Teléfono:  254 007-0
Fax:  257 99 557

CONSULADO GENERAL EN FRANCFORT
Nibelungenplatz, 3 – 60318 Frankfurt am Main
Teléfono: 95 91 66 0
Fax: 596 47 42

OFICINA DE TURISMO
Oficina de Turismo de la Estación Central (Hauptbahnhof)
Willy-Brandt-Platz 1, 69115 Heidelberg
Tel: (06221)-19433, Fax 1388111
Horarios: 1 abril a 31 octubre: de lunes a sábado, de 09 a 19 horas. Domingos y festivos, de 10 a 18 horas.
1 noviembre a 31 marzo: de lunes a sábado, de 09 a 18 horas. Sábados y domingos, cerrado.
Estos horarios pueden variar.

Oficina de turismo de la Neckarmüntzplatz.
Café Gekco, Bergheimer Straße 8.

EN LOS ALREDEDORES DE LA CIUDAD :
Del «paisaje ideal» de Heidelberg había hablado ya Goethe. Por su enclave entre el «Sacro monte» (Heiligenberg) al otro lado del río, y el «Asiento del rey» del otro supone Heidelberg una irresistible invitación a pasear. Al «Sendero de los filósofos», Philosophenweg, en la falda del «Heiligenberg» se llega por la Hirschgasse, la Schlangenweg, la Bergstraße o la Albert-Überle Straße bei der Neuenheimer Landstraße. En la parte alta de la Albert-Überle Straße se encuentra el «Jardincito de los filósofos » (Philosophengärtchen), un soleado balcón natural rodeado de numerosas plantas exóticas. Dignos de ver igualmente en el «Sendero de los filósofos» son la imponente «Torre de Bismarck» (Bismarckturm) y la «Piedra de Liselotte» (Liselottestein), recuerdo de Liselotte del Palatinado, una importante aristócrata del s. XVII. La vista desde el «Púlpito de Merian» (Meriankanzel) nos ofrece la perspectiva del grabado de la ciudad que Mateo Merian realizó en 1620.

En la cima del «Sacro monte» no dejen de visitar las ruinas de dos monasterios medievales, y el «Pozo de los gentiles» (Heidenloch) utilizado por los celtas para realizar sacrificios (aún se discute si humanos), así como el Thingstätte, un anfiteatro construido por las juventudes hitlerianas en los años treinta y utilizado como lugar de reunión. Hoy en día el Thingstätte alberga actividades culturales como conciertos y óperas.

TELÉFONOS Y DIRECCIONES DE INTERÉS

CONSULADO ESPAÑOL: En Frankfurt: 95 91 66 0
CENTRO DE INFORMACIÓN TURÍSTICA : (06221)-19433.
TAXIS : (0)6221 – 30 20 30 ó 1 94 19
Minicars: (0)6221 – 432 444
Bomberos: tel. 112.
OBJETOS PERDIDOS : Bergheimer Straße 26.
Tel. (0) 62 21 – 65 37 97

ASISTENCIA MÉDICA:
Kurpfalzkrankenhaus Heidelberg
Bonhoefferstraße 5. Tel. (0) 62 21 / 88 40 10.
Ärztlicher Notdienst
Alte Eppenheimer Straße. Tel. 192 92.

ALQUILER DE BICICLETAS:
Per Bike, Bergheimer Straße 144.

NOTA IMPORTANTE (EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD) :
Esta información se da a título puramente informativo, sin formar parte de ningún contrato de viaje ni de servicios sueltos, y por lo tanto ni la Agencia de Viajes, ni los pro­pietarios legales de su copyright son responsables de la exactitud de los datos en el momento en que el Viajero (cliente) hace uso de ellos, ya que el único control esta­blecido y posible es su veracidad en el momento de su elaboración y revisión anual Por ello la Agencia de Viajes, los propietarios del Pro­grama Informático y su Copyright declinan cualquier res­ponsabilidad sea por errores, omisiones, o cambios pro­ducidos en la información que aquí se proporciona.

Deja un comentario

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba